Ilación Ambivalente

Spread the love

Ahora que nos concentramos en la relación entre un estudio y su editora, que nos preocupa la situación laboral al menos por unos cuantos días hasta que la siguiente nota sacada de proporción desvíe nuestra atención al siguiente tema.

Así que aprovechando el texto para esta ocasión  hablamos de algunos casos de editora y estudios de desarrollo para conocer que la cosa es más complicada de lo que opinamos. Y ante la poca memoria tomaré un caso en cada generación para ver que no es un problema actual.

El caso es sin duda el de PlayStation con Quantic Dream, que tras recibir una enorme cantidad de dinero liberó de su contrato de exclusividad al estudio para que sus juegos llegarán para la Epic Store, queda claro que Sony para nada le agrado perder ese elemento de juegos exclusivos pero claro que habrá un acuerdo con Epic Games que se verá en el futuro.

Un lugar común es decir que quien gana más es el estudio expandiendo sus propiedades al mundo del PC, pero sería especular ya que no conocemos los arreglos y que sin duda no va a existir declaraciones donde diga realmente como quedaron con este trato, pero bueno poco interesa pues la narrativa se logró imponer en este caso.

El siguiente caso es más conocido y hablo del de Microsoft con quien obtuvo grandes second parties, que hoy son sus grandes exclusivas. Hablo de Epic Games y Bungie quienes le dieron sagas muy conocidas como Gears junto a Halo respectivamente que en las dos generaciones iniciales de Xbox fueron grandes pilares.

Por desgracia como toda second party llegó el momento que el contrato y las ganas de seguir ligados a Microsoft se terminaron, por lo que buscaron la forma de salir pero al mismo tiempo de llevarse las IP que habían formado en Xbox. Por supuesto es recordado como uno de los movimientos más viles al comprar por la fuerza ambas licencias y crear estudios para seguir trabajando ambas IP´s.

Sin duda esto marcaría a Microsoft y su división de videojuegos para mal ya que de ahí adquirió una popularidad negativa en cuanto a los estudios que trabajan con ellos, se agravó aún más en la presente generación en la que cerró varios de sus estudios propios y siguen cargando con dicha fama.

Y bueno generaciones aún más atrás nos queda el caso de Nintendo, pocas compañias trataron tan mal a los estudios que colaboraron con ella que la propia compañía Japonesa. Desde su aviso a Square Enix de nunca volver al decidirse irse con Sony por el caso de Final Fantasy VII.

Seguiría Rare gran aliada que vio su final al ser comprada por Microsoft cuando desde la cúpula de Nintendo se negaron a querer pagar lo pedido por los dueños del estudio inglés. Quien sabe a donde habría seguido la historia en caso de que se hiciera justicia en cada uno de los casos señalados, imposible saberlo criticarlo sin duda es lo más sencillo.

Así que mientras seguimos indignados por lo que pasa en cada estudio, es correcto pero parece que es una cuestión más selectiva que una preocupación real. Eso sí, veremos muchos expertos opinando como si tuvieran una respuesta sencilla a un problema tan complejo.


Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.