¿A qué responde el Streaming?

Spread the love

No cabe ninguna duda que cada vez son más compañías que han mostrado su interés por el streaming, lo cual algunos ya consideran el futuro de los videojuegos; la muerte de las consolas y otros lugares comunes que se repiten por dejarse llevar por la corriente de los medios y opinión generada por unos cuantos.

Aún así creo que es importante decir porque a pesar de que aún se ve complicado que todos podamos disfrutar de esta forma de consumir los videojuegos, esta apuesta es más que nada una respuesta a algunos problemas que tiene la industria que no puede enfrentar y que es ahí donde entra Google o Microsoft que vienen a ofrecer este servicio a las empresas.

Sin duda la primera de ellas es el problema que vino con el internet, la inmediatez; esa necesidad de poder jugar donde quieras sin estar atado a un hardware en específico. Quien lo había planteado era Nintendo con una consola transformable, pero que aún así te ata a comprar su hardware aunque no te guste incluso con las limitaciones que tiene.

En la actualidad es más probable que un joven apueste su dinero en comprar una computadora o un celular de altos costos que una consola e incluso si adquiere una PC esta no va a estar destinada al gaming sino a hacer videos de Youtube. De ahí que la distribución del software sea más importante que la del hardware, hablando de consolas como de juegos. El streaming incluso un paso más adelante del digital.

Otro elemento importante es que los consumidores o gamers ya no son los mismo que hace unos años, hoy tenemos juegos de celular que crean más comunidad que otros juegos. Grupos de Facebook o de Discord dedicados simplemente a juegos de móviles, que sí nos permite ver que el espectro de jugadores es más complicado de lo que creíamos.

El otro elemento importante y quizá el de mayor peso es el de cumplir las necesidades de los desarrolladores, quienes en más de una ocasión han tenido problemas en la comunidad de PC. Me refiero a cuestiones como los mods, hackers y otros vicios de esa comunidad que los desarrolladores se han visto incapaces de resolver.

Ahí es donde entra Stadia aprovechando esta oportunidad, ya que prácticamente es donde los juegos pasan a control total de quien da el servicio. Sin duda algo más preocupante que si tenemos la red necesaria para reproducir el juego, es verdad que presenta beneficios en ciertos aspectos pero perder este derecho al menos a mi me hace descartar a Stadia. Pero entiendo porque la apuesta tan fuerte de las Third-Parties a este servicio.

La gran sorpresa es la siguiente que esto depende también a una nueva actitud de los jugadores, y es que en realidad ya no tienen el interés de tener los juegos. Si de tener acceso a ellos y jugar pero no en el de tenerlos en un estantería, a pesar de lo que nos quiere vender el sector coleccionista este tendencia cada vez va en aumento. Sin mencionar el quitar de en medio a las tiendas de segunda mano, que se intentó con el DLC ya con esto no hay marcha atrás.

Quizá un factor de menor peso pero no por ello menos importante es el de la distribución. No todos los estudios tienen la misma capacidad para sacar una edición física, sobre todo los que se hacen llamar independiente y que en ocasiones ganan poco por lo que tienen que darle a los distribuidores o editoriales aquí se reduciría obteniendo más ganancias.

Estos sin duda son algunos de los elementos que hacen tan relevante al streaming o los elementos que al menos ven las empresas para apostar por este futuro servicio, por mi parte creo que es un buen complemento por lo que ofrece aunque claro no puede sustituir a la forma tradicional y que por el momento la ventaja que tenemos es que aún le queda tiempo para implementarse en todo el mundo.

Luis Enrique Hernández – periodista y jugador

Siul_Euquirne – cuenta de tuiter


Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.